aintek Consultoría

Las Organizaciones, con independencia de su tamaño, necesitan en momentos puntuales un apoyo especializado y externo, que les guie y ayude en la definición y puesta en marcha de sus procesos de Organización y Mejora.

Nuestro modelo de negocio se basa en la asociación de profesionales experimentados que aportan conocimiento especializado. Partimos de un modelo de negocio flexible y configuramos los proyectos según las necesidades requeridas por nuestros clientes.

Áreas de Especialización:

  • Organización, Sistemas e Innovación.
  • Comunicación e
  • Imagen.

Nuestra especialización en servicios de consultoría tecnológica y mejora de los procesos de las organizaciones, nos capacita para ayudar a nuestros clientes a conseguir sus objetivos.

Nuestros consultores son profesionales experimentados  que aportarán la visión y el apoyo necesarios para que nuestros clientes puedan conjugar «su estrategía de negocio» con la de los sistemas de información de la organización.

Análisis de los sistemas de información, realización de estudios previos, definición de fases embrionarias de proyectos, estudios de viabilidad, análisis de soluciones, reingeniería de aplicaciones y sistemas, innovación e implementación de procesos de mejora o reformulación de los existentes, Dirección de Proyectos o su Puesta en Marcha son, entre otros, los servicios que podemos prestar.

Utilizando como criterios básicos de actuación:

  • Conjugar la Estrategia de Negocio con la de los Sistemas de Información, la perspectiva del planteamiento será estratégica y operativa, no tecnológica.
  • Se deben implementar los procedimientos de actuación adecuados, de manera que se asegure la consecución de una organización capaz, seria y tecnológicamente avanzada.
  • Salvaguardar el activo empresarial, manteniendo la integridad de los datos, cumpilendo eficazmente los fines de la organización, utilizando eficientemente los recursos, y acatando las leyes y regulaciones establecidas.
  • Facilitar el crecimiento y mantenimiento futurode forma que la incorporación de nuevos elementos no implique la modificación de los ya instalados.
  • Establecer las necesidades de inversión, tanto económicas como en la  dedicación de recursos humanos en criterios de rentabilidad.

Tengo seis honestos sirvientes (ellos me enseñaron todo lo que sé): Sus nombres son Qué, Por qué, Cuándo, Cómo, Dónde y Quién”. Rudyard Kipling